La lencería que debes usar después del confinamiento

“He cogido tres kilos y me veo fatal” La frase que más escucho estos días

He hablado en varios post sobre lencería moldeadora, las que me seguís desde hace tiempo ya estáis familiarizadas con la materia, pero después de este confinamiento he creído necesario retomar el tema.

Después de varias citas previas podemos confirmar que saldremos a la calle con unos kilos de más y una de las frases que más escucho “he cogido tres kilos y me veo fatal” “después del confinamiento, qué me pongo”.
Propongo tomarlo con buen humor y que no afecte demasiado a nuestro estado de ánimo, pero si en algún momento nos encontramos en apuros o simplemente nos negamos a ello, os planteo varios modelos de fajas que en mi opinión son las mejores del mercado y más de una debería ser imprescindible para crear un buen fondo de armario.

Si quieres enfundarte un vestido ajustado indiscutible usar la faja pantalón de talle alto diseñada para reducir una talla, oprime el vientre, caderas y eleva los glúteos, oculta todos los “bultitos”. Y sobretodo y lo más importante, estiliza y moldea.

Otro modelo que no debería faltar en tu armario es un pantalón moldeador sin costuras. Compuesta de un tejido fino muy adaptable.  Ideal para evitar rozaduras y marcas no deseadas. Va desde  la cintura a medio muslo y lleva una ligera compresión en el vientre. Es liviana, no aprieta la zona de los muslos porque se sostiene con unos ligeros  hilos de silicona.

Otro de mis favoritos sobretodo para llevar pantalones blancos, son las mallas moldeadoras. Son ideales para llevar con pantalones pitillo super finos. Moldean y afinan todo el muslo y hacen un efecto precioso debajo de la ropa. Están disponibles en nude y  negro,  perfecto para aquellas chicas que no se ponen un tejano blanco porque no se ven bien. Con la malla moldeadora el cambio visual es brutal.

Para las que les gusta ir moldeadas pero sentirse atractivas, os recomiendo esta braguita reforzada en la zona del vientre y de encaje por toda la zona trasera. Una braguita moldeadora de encaje.

Y no puede faltar la opción de un tanga moldeador que se ajusta en la zona del vientre y los flancos, disponible en negro, nude y marfil.

 Sobre las tallas es importante que cojas la correcta, entre la tallas 36-38-40 te recomiendo la Pequeña. Entre la 42-44, la Mediana. Entre la 46-48 la talla Grande. Y para más talla la XL. Ante la duda entre dos tallas siempre coge la más pequeña, sobre todo en la faja moldeadora, para mayor sujeción. Visualmente parecen más pequeñas de los que son y cuestan un poco de poner, pero luego ceden y se adaptan a tu cuerpo.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados