El sujetador ¿Cómo lo quieren ellos?

El sujetador. ¿Cómo lo quirene ellos? Por   @ilovelingerie_

La braguita es la princesa mimada de la ropa íntima y de baño femenina. Cuando un hombre común imagina a una mujer luciendo lencería sexy, lo primero que suele venirle a la mente es un tanguita… y probablemente minúsculo. Sin embargo, los hombres que, más allá de su componente erótico, amamos la lencería en su conjunto, apreciamos todo tipo de prendas y los sujetadores no podían ser menos.

Los pechos son la parte del cuerpo de una mujer que mejor simbolizan su femenidad. No importa si son grandes o pequeños, el tamaño de sus aureolas o si los pezones son puntiagudos o no, lo que realmente cuenta es que sean 100% naturales. Respeto el derecho de cada una mujer a decidir sobre su cuerpo, pero a mi personalmente no me resultan agradables, ni a la vista ni al tacto, unos senos artificiales.

Y precisamente por la devoción que siento por el pecho femenino, soy un gran admirador de la prenda especialmente diseñada para protegerlo. De hecho, el sujetador presenta muchas de las cualidades propias de una mujer, ya que es inteligente (mantiene el orden y hace que todo esté en su lugar correcto) y bello (algunos son una auténtica obra de arte, con sus encajes y transparencias).

Durante los preliminares del acto sexual, desabrochar hábilmente un sostén, puede convertirse en algo muy sensual, tanto para él como para ella. Pero yo voy incluso más allá, ya que cuando una chica luce un vestido sin sujetador o hace top-less en la playa, en el fondo, un fetichista de corazón como yo, se siente ligeramente decepcionado.

Feliz semana corta. Mil besos!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados