Cuatro ejercicios básicos para tener una mirada radiante

En este post os explicamos como REJUVENECER los ojos y aumentar la expresividad de tu mirada.

En estos días tras largas cenas, largas noches, poco descanso, escasez de horas de sueño… la mirada se resiente y los ojos, juegan un papel muy importante para lucir nuestra mejor cara.

Los párpados caídos; empequeñecen los ojos. Las patas de gallo; afean y restan expresividad. Las ojeras; aportan sensación de cansancio y agotamiento, son muy típicas durante su estas fechas. Las bolsas; hacen los ojos tristes y hundidos. La falta de brillo; transmiten cansancio, ojos apagados.

Cuando hablamos no sólo utilizamos gestos o palabras sino que forzamos el diálogo mirando a los ojos ya que estos transmiten la alegría, tristeza, cansancio, honestidad y por eso se dice que; los ojos son el espejo del alma.

Por eso Isabel López , asesora de imagen y profesora de técnicas de automasaje y aromaterapia, nos ha querido dar unos “tips” para que en tus mejores noches transmitas lo mejor de ti.

Aquí te explicamos unos truquillos para rejuvenecer los ojos y aumentar la expresividad de tu rostro.

Prueba estos masajes que te detallamos a continuación, que te ayudarán a mejorar las ojeras, bolsas, arrugas… Además te aportará una gran relajación a la zona superior del rostro, ganando expresividad y vivacidad. Repetir cada movimiento tres veces.

 1- Pinzaremos la ceja con el dedo índice y el pulgar, por seis segundos en cada punto siguiendo todo el contorno de la ceja, desde el inicio hasta la cola de la misma.

gimnasia facial, ejercicios para tonificar los ojos

 2-Presionaremos con el dedo corazón las zonas marcadas en el dibujo durante cinco segundos. No olvides volver a repetir tres veces.

gimnasia facial, ejercicios para tonificar los ojos

 3- Efectuar círculos en forma de 8 alrededor del ojo, partiendo de la parte de abajo y subiendo hacia la ceja, bajando por el entrecejo al párpado inferior del otro ojo de nuevo.

 4-Y para finalizar, frotaremos las palmas de las manos y las colocaremos encima de los ojos dejándolas huecas para potenciar el efecto relajación.

Si lo que necesitas es descongestionar las bolsas u ojeras: Coloca un par de cucharillas en la nevera y una vez frías aplícatelas encima de los ojos. También puedes sustituirlas con algodones impregnados en manzanilla y que se enfríen durante unas horas en la nevera y después dejar actuar durante 10 minutos.

Si te vuelves a mirar en el espejo después de estos pasos, verás que tus ojos brillan con encanto.

¿Lo probaréis?

Un millón de besos y gracias por leerme!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados